miércoles, 5 de noviembre de 2008

Preguntas Esenciales

¿y será que de verdad van haber cambios?


Cuando Obama se siente en la oficina Oval por primera vez el 20 de enero próximo, la lista frente a él será agobiante: recesión, bancos, Irak, Afganistán, calentamiento global, Paquistán, China, crisis inmobiliaria, Irán. Además con un país profundamente dividido y con altas expectativas de lo que será la administración Barack Obama.

Pero incluso antes de su toma de posesión el próximo 20 de enero, ya tendrá que tomar decisiones que definirán su gobierno, En apenas diez días se celebrará en Washington la cumbre del G-20, los países más desarrollados y las principales economías en desarrollo, para tratar sobre posibles soluciones a la crisis financiera global. Obama indicó, que dejará el protagonismo a George W. Bush, el actual presidente, para evitar una bicefalia en las negociaciones.

¿Y la guerra qué?

Durante la campaña y viendo lo insostenible de la guerra en Irak (militar y económicamente) Obama prometió hasta cansarse que pondría fin a la guerra en Irak lo antes posible, sin embargo, a medida que han ido pasando los meses suavizó su postura y pasó de un plazo tajante de 16 meses a indicar que el principal factor serán las condiciones sobre el terreno. Obama también habló de dar prioridad al conflicto en Afganistán, donde contempla el envío de refuerzos a las tropas gringas. Los funcionarios en Washington son cada vez más pesimistas de que puedan resolverse antes de fin de año, cuando expira el mandato de la ONU que regula esa presencia.

De momento, las primeras señales son buenas. La Bolsa de Nueva York cerró hoy con una subida del 2 por ciento, en un mensaje de optimismo sobre el relevo, finalmente, en la Casa Blanca.

¿…y por que ganó el negrito uste?

Una de las hijas de Martin Luther King, declaró ante los medios que su padre estaría muy orgulloso de la gringada, y esto es una clave para descubrir el secreto del éxito de Obama, entre otros muchos factores, por supuesto, pero se utilizó estratégicamente el abatimiento de las minorías, la apatía por la política, y la necesidad de un cambio real.

Algunos analistas le llamaron el Kennedy negro, capturando la imaginación de los norteamericanos, sobresaturados por la mediocridad del gobierno de Bush, que llevó a EUA a una declinación de sus valores y de su propio poderío. Al prometer un tiempo de cambios, Obama revolucionó el ambiente político.

La NBC, comparó el caso Obama con el caso John Fitzgerald Kennedy de la década del 60. En realidad, en esta tradición plutarquiana de buscar historias paralelas, existen muchos parecidos. Ambos son demócratas y jóvenes senadores; Kennedy tenia 42 y Obama 47. Ambos son carismáticos, bellas esposas y familias típicas americanas, egresados de Harvard. Pero, subliminalmente, los comentaristas olvidan una gran diferencia: Kennedy era blanco, de origen irlandés, en tanto que Obama, nacido en Hawai, es cristiano de una iglesia protestante de Chicago. De origen africano, Su padre venia de Kenya.

No podemos olvidar la cuota aportada por la administración Bush y la debacle económica de los últimos meses.

Bueno y los gringos, el Obama y las elecciones ¿conmigo que?

Decididamente, podemos afirmar que la economía latinoamericana sobrevive gracias a las remesas y a las inversiones que hacen los inmigrantes que viven en los EUA, (a excepción de Venezuela, Brasil, Chile y Argentina), las medidas que adopte el nuevo gobierno en el tema migratorio y económico nos afecta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por comentar