lunes, 9 de mayo de 2011

¿Se puede analizar el momento político actual?


Depende, si el análisis que usted pretende leer o realizar tiene como fin decidir a quien dar su voto, no; si por el contrario el análisis está centrado en mapear el poder y los poderes tendrá que acudir a las fuentes primarias, estando en campaña no creo que sea posible llegar hasta ellas, si por el contrario su análisis pretende entender como avanza el caudal electoral de cada partido, tendrá que llevar un detector de mentiras. Pero si su análisis quiere conocer a que nos enfrentamos durante las elecciones posiblemente logre su cometido.

Las encuestas en los medios confunden y no abordan los problemas de fondo, chismes y alegatas pueriles, las encuestas no son confiables, no pueden serlo, los medios y las empresas encuestadoras tienen compromisos ideológicos y económicos con algunos candidatos; las encuestas son “retratos del momento en el que se hicieron las preguntas” si, pero el que paga por el retrato quiere que sus hijos salgan bonitos aunque no lo sean.

Por ejemplo, la encuesta encargada a prodatos por Prensa Libre y publicada el martes 3 de mayo 2011, refleja contradicciones y falta de información técnica lo cual hace más difícil creerles a las encuestas, una muestra, afirman que la iglesia evangélica tiene más credibilidad que la iglesia católica, ¿Cómo y a quien le hicieron esa pregunta? Sabemos, sin necesidad del mínimo análisis, que Guatemala es un país netamente cachureco y conservador, a menos que los encuestadores hallan decidido ir un domingo al culto a realizar las encuestas.

Los medios de comunicación tienen su agenda política, su preferencia electoral, eso les resta credibilidad, basta con ver el noticiero de Guatevisión y con cronometro en mano saber que partido tiene mas segundos y menciones diarias.

Los candidatos no son lo que parecen, en ningún caso, no son personas, son representantes de consorcios que desean administrar el Estado para su propio beneficio, en Guatemala no hay partidos políticos. Un ejemplo, el caso de Eduardo Suger es sorprendente, como un gran número de adultos contemporáneos clasemedieros creen que el discurso de Suger es atinado y posible. Suger es candidato a la presidencia desde hace 3 periodos, durante los mismos, Suger ha mantenido su discurso de salir de subdesarrollo por medio de la educación y el acceso integral a la tecnología, ¿Bonito verdad? Pero Suger durante todos estos años ha olvidado decirnos con qué y cómo, además a olvidado que el sistema de educación guatemalteco se ha dedicado en las ultimas décadas a formar técnicos y no profesionales críticos que respondan a los desafíos del desarrollo humano en estos tiempos. Sistema educativo que él como empresario de la educación a mantenido y fortalecido, y sin embargo hay un puñado de universitarios y profesionales jóvenes que aseguran que Suger es la opción para votar. ¿Quién financia las quimeras de Suger? Esos son otros veinte pesos que se abordará en otro momento.

El Tribunal Supremo Electoral, débil y ahuevado, hasta hoy rozando la mediocridad, los arrogantes partidos somataron la mesa y dijeron que no quitaban la propaganda, que no pagaban la multa, y así fue. ¿Cómo responderán a problemas más graves y serios?

Hay más de un millón de DPI´s que no aún no se entregan y no se entregarán, ¿Fraude? ¿Excusa para invalidar los posibles resultados? Se puede hilar fino, pero este no es un espacio para los chismes solo diremos que es un problema que deberá enfrentar un TSE mediocre y cobarde.

Los votantes, es decir nosotros, debemos lidiar con estas y con muchas mas aristas de este diamante llamado elecciones, un voto hace la diferencia, participar es importante, y si se hace informado y consciente de a quien se le da el voto los resultados de nuestra decisión serán satisfactorios.

Si puede analizar el momento político actual, no se puede concluir en nada aún.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por comentar